Download Avisos para el derrumbe by Agusti?n Garci?a Calvo PDF

By Agusti?n Garci?a Calvo

Show description

Read Online or Download Avisos para el derrumbe PDF

Similar spanish books

Alfonso X, the Learned

A really groundbreaking booklet, featuring a portrait of Alfonso X, monarch and medieval highbrow par excellence, and the intense cultural heritage of Spain at the moment.

Additional resources for Avisos para el derrumbe

Example text

A ver si no iba a ser feliz; o ¿qué coños andaba yo de­ seando o maquinando en este mundo? : pues entonces , sin harpías, sin Éramos tan felices... 63 policías, sin trabajo, sin enfermedades, sin hambre, sin morda­ zas . . ¿no va a ser eso felicidad? Os 10 pregunto a vosotros, mis siempre niños, por si acaso seguís vosotros todavía al cabo de los siglos enredados en las mis­ mas dudas sobre el asunto. Me diréis acaso, meneando las cabecitas, más desengañados que los prójimos presentes, que es que no hay nadie que sepa quedarse viviendo sólo de la falta: una falta de males, una mera negación de las miserias y las cadenas, sí, parece que es algo de­ masiado puro y claro para que podamos de veras disfrutar de ello; enseguida se nos aparece como un vacío, y vienen ensegui­ da los males verdaderos, los del futuro (la cura metusq ue de Lucre­ cio, el miedo de perderlo, la preocupación por si seguirá mañana durmiendo a nuestro lado) , a llenarnos el vacío; o sea, a llenar­ nos de miseria la felicidad.

Mientras viniera el ge­ " mido de la flauta de algún otro desde los juncos de allá por don­ de un arroyo corriera redimiendo de líquenes y lodos 10 que ha­ bía sido el basurero enorme de la vieja capital desierta. Así me esforzaba yo en imaginaros, viditas mías, pero algo no me dejaba; algo me enturbiaba el espejo de vuestras caritas y me las volvía, en vez de tristes, rabiosas y maldicientes contra la estupidez de vuestros ancestros que tan dificil os dejara la tierra y el respiro. ) ni siquiera ruinas: porque aquellos puentes y cate­ drales de otros tiempos se habían hecho para algo, para el uso, para el lujo, y sólo después, vencida su utilidad o su vanagloria por los años, vení� a caer en ruinas y volverse escombros; pero, cuando lo que se estaba haciendo era ya basura edificada, era ruina y nada recubierta de cromos y letreros luminosos de men­ tiras .

Eran entes abstractos, ideales que de vez e n cuando s e tragaban para sustentarse un cierto número de vidas, por esclavitud, por levas, por purgas raciales; la gente probablemente no vivía tam­ poco en aquellos tiempos, pero al menos la distinción entre Ci­ clope y marineros de Ulises, entre Dios y víctimas, estaba clara. ) y el hecho de que los representantes del Poder hubieran tenido que irse desprendiendo de todas las doraduras con que la Abstracción se decoraba antaño para su dominio, y hubieran ve­ nido a ser cada vez más familiares y privados.

Download PDF sample

Rated 4.68 of 5 – based on 7 votes